Cuando las piezas del destino unen diferentes personalidades y muchas ganas de pasarlo bien, suceden cosas como las que aparecen en las fotos…

L@s casi irreconocibles comañer@s Dani, Ofmara, Eva, Carolina, Mónica y yo mismo, después de navegar por la web buscando opciones para asistir al Nike Swoosh Day dando la talla, aparecimos con esta pinta que no podía de dejar de fotografíar…

La cámara fue la Nikon D3000. Sencilla, pero muy suficiente para lo que estábamos buscando y para la mayoría de los mortales…

En iluminación usé una ventana plegable  de luz de la marca Phottix montada en un pie de la misma marca muy fácil de trasportar por su tamaña de 40 cm cuando se cierra totalmente.

La dificultad la tuvimos en el enfoque, pero para eso se inventó el Iphone, que nos sirvió para dar luz e iluminar al sujeto que llegó a estar en plena oscuridad. De hecho, la velocidad de obturación llegó a ser de 1/8 porque el cielo aparecía negro y se confundía mucho con el pelo que tanta gracia daba a los disfraces….

Espero que os guste…un abrazo!